viernes, 5 de agosto de 2011

Diarios de Bicicleta. David Byrne, Sextopiso

Diarios de bicicleta- es posible que  el título sea un irónico eco de los Diarios de motocicleta  del Che Guevara, ¿Quien sabe?- es un libro  engañosamente  directo, un vistazo impresionista  de algunas  de las ciudades que Byrne  ha explorado en su  bicicleta. Como cualquier  persona  familiarizada  con al obra de Byrne  podría esperar, no es un libro sobre  ciclismo como tal; más bien, es un libro en el que el ciclismo es, si  se me permite  el juego  de palabras, al rueda  que hace girar los pensamientos  de Byrne sobre arquitectura, música arte, viajes, política, religión, kitsch, decadencia y -un tema recurrente-, nuestra calidad de vida.

Sean O´Hagan, The observer

Las reflexiones  de Byrne son tan variadas como los países  que  visita: cavila  sobre temas diversos  como planeación urbana hasta cascos  para bicis, pasando  por la critica de arte y la música latina, a menudo desde su bicicleta, ni planes  de subirse a una , el  lector  pedaleará  por las paginas de Diarios de  Bicicleta en poco  tiempo. Este libro rebosa pensamientos  de un a cautivador excéntrico.

Krista Walton, Washington Post

Uno de los pocos temas  recurrentes  es la idea  de Byrne   de que las ciudades  pueden ser vistas como proyecciones  tridimensionales   de las esperanzas, los sueños y los miedos  de la gente, y este tangible espíritu colectivo  moldea las vidas  de los ciudadanos  en una interacción  que se perpetua  a sí misma. Ya sea  que describa lo que hizo de comer  durante  un apagón o que medite sobre los más espinosos problemas  de la civilización, el autor es indiscutiblemente un inteligente y sensible ciudadano del mundo.

Kirkus Review

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada